1. Soledad: una de las consecuencias de Coronavirus

Actualizado: 1 de abr de 2020

El aislamiento social es uno de los requisitos que se nos pide para combatir la pandemia, pero la Soledad es una de sus consecuencias, depende de cada uno de nosotros si ésta se vuelve una ventaja o una condena.


Hay una gran diferencia entre la soledad elegida y la soledad impuesta. En estos tiempo de confinamiento por el COVID 19, nos encontramos en el segundo tipo de soledad.


Al principio parece sencillo y, hasta atractivo, quedarse solo; pero la realidad nos supera.

Dependiendo de la edad que tengamos, será la flexibilidad para adaptarnos a este nuevo tipo de situaciones.


Un caso distintos es el de las personas mayores y las personas que tienen algún tipo de dependencia, ya que ellos son un grupo vulnerable y su autonomía está comprometida, por lo que el aislamiento es más complicado, tanto para ellos como para sus familiares.


"La esperanza no es lo mismo que el optimismo, no es la convicción de que algo saldrá bien, sino la certeza de que algo tiene sentido, independientemente de cómo resulte.”

Vaclav Havel


Las personas dependientes no necesitan que se les hable con frases optimistas, sino con la verdad y sobre todo, con la confianza de se hace todo lo necesario para que la situación tenga los mejores resultados posibles.


No hay nada que genere más desconfianza que pensamientos contradictorios, o aseveraciones alejadas de la realidad, acciones timoratas. No, quienes tenemos en nuestro entorno a personas mayores, niños pequeños, personas con algún tipo de dependencia, tenemos una mayor responsabilidad de transmitirles certeza de que estaremos a su lado y que estamos haciendo lo mejor para que las cosas resulten lo mejor posible.


Por ello te recomendamos que:


1. Siempre hables con la verdad.

2. Que la información que brindes sea de fuentes confiables.

3. Si no sabes, no inventes. Es mejor decir que no lo sabes y que averiguarás.

4. No prometas lo que no vas a cumplir. Cuando quedes de llamar, de ir o de hacer alguna actividad, cúmplelo. Es mejor decir a tiempo que no puedes o que no quieres, que dejar esperando a alguien.

5. Planea, con anticipación qué actividades podrás realizar con tus padres o con las personas dependientes que están solas.



¿Para qué sirve hacer lo anterior?

Este es el primero de varios artículos sobre la Soledad y el COVID 19 que estaremos publicando.

Consideramos que hablar sobre cómo hacer frente a la Soledad con verdad y certeza, es una correcta aproximación a un problema que nos atañe a todos.

En posteriores artículos te hablaremos de cuestiones más puntuales.


"La confianza se gana con mil actos, pero se pierde con sólo uno"

Entra en Acción

Cuando queremos cuidar y acompañar a una persona con algún tipo de dependencia, que se siente sola, lo primero es ganarnos su confianza, con actos coherentes y que le digan que somos personas fiables. Eso da certidumbre y sabe que hay alguien que no lo/la va a dejar solo.

Para paliar la soledad, es indispensable generar confianza. No lo olvides.

47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo