5. Curso: Manejo del Tiempo

Este es el quinto artículo de 10 que contiene el Curso. Te recordamos que todos los artículos publicados en este sitio, tienen derechos de autor, por lo que no se permite su reproducción total o parcial. También que al final del artículo encontrarás una Tarea para que lleves a cabo.




Pro-actividad


Pro actividad: es la actitud en la que la persona asume el pleno control de su conducta vital de modo activo, lo que implica la toma de iniciativa en el desarrollo de acciones creativas y audaces para generar mejoras, haciendo prevalecer la libertad de elección sobre las circunstancias de la vida. Implica asumir la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan” (www.csintranet.org)


Este término está ligado a la sensación de tener control de tu vida. Esto, cuando una persona se encuentra en la labor de cuidado, parece algo imposible, ya que se entendería que toda nuestra vida está en función de las necesidades del otro y por lo tanto no puede haber control.


La pro actividad puede aplicarse a cualquier actividad, aún a la del cuidado.


Según la definición es un “modo activo” esto quiere decir que somos sujetos de actuar, no personas inmóviles y a expensas del exterior para que pasen las cosas; hablamos de iniciativa, de acciones creativas y audaces, aún como cuidadores debemos tomar decisiones y ser lo suficientemente flexibles para poder cambiar las situaciones según sea necesario, pero por ánimo propio. Cuidar también puede ser una actividad creativa.


Todas las personas tenemos temperamentos distintos y por lo tanto encasillarnos en definiciones no es algo que pueda aplicarse a la persona, pero si hay generalidades que pueden coincidir con algunas de nuestras características.


Cuando una persona es reactiva parecería que los incentivos vienen del afuera y que la persona, simplemente, reacciona según el estímulo; entonces no hay control, es simple sobrevivencia. Lo contrario es ser pro-activo, es decir, la persona toma la iniciativa sobre las situaciones y por lo tanto queda la sensación de control, es adelantarse a las circunstancias.


Como todos los conceptos absolutos, una persona no es totalmente reactiva o pro-activa; como decía José Ortega y Gasset, en su libro “La rebelión de las masas”: soy yo y mis circunstancias y por lo tanto no hay recetas que se puedan dar en términos generales para poder actuar.


Considero que cuando tenemos información suficiente sobre ciertos temas, podemos examinarlos, analizarnos y así poder tomar decisiones más cercanas a lo adecuado; es por ello que conocer estas definiciones nos puede ayudar a modificar ciertos hábitos para poder sentirnos más en control de las circunstancias.


El ser consciente de la forma en la que reaccionamos, sería un primer paso para poder modificar algunos de nuestros hábitos. Hay personas que, por cuestiones de temperamento, reaccionan de forma inmediata ante un estímulo sin detenerse a reflexionar. Esto se hace casi ante cualquier estímulo ¿así reaccionas tú? Y existen personas que ante un estímulo se dan el tiempo a pensar las posibles causas y consecuencias, por lo que su reacción parecería ser más lenta. Distinguir a cuál de estos dos patrones correspondes podrá brindarte información interesante para conocerte.


Una persona pro activa ante un problema inmediatamente toma “cartas en el asunto” y lo resuelve, en lugar de esperar a que otro lo haga por ella, no se limita a realizar las actividades de forma mecánica, innova, busca soluciones, nuevas alternativas, se adapta y flexibiliza ante las circunstancias sin dejar sus valores a un lado.


Para poder manejar y administrar tu tiempo necesitarás pro actividad, es decir, tomar la iniciativa para conocer, analizar, proponer y modificar tus hábitos sobre las actividades que normalmente realizas.


Adelantarte, ser creativo/a, buscar distintas soluciones a los problemas que vayas encontrando al hacer tu planeación del tiempo, tener siempre un “plan B” para poder modificar las actividades si es necesario, también tener tolerancia a la frustración de enfrentarte a situaciones que, efectivamente, no estarán bajo tu control.


TAREA

Identifica una actividad del día de hoy o de días anteriores en la que, si hubieras sido previsor, no se hubiera complicado.

Ahora, de tu día de mañana, elige una sola actividad en la que si te adelantas o eres creativo, podría simplificarse.

Por ejemplo: Si hoy que voy a cocinar, preparo caldo de pollo para toda la semana, podré utilizarlo en diferentes sopas, sin tener que volverlo a cocinar.


El “adelantarte” a las circunstancias puede darte una sensación de control sobre tu propia vida, esto es un primer paso importante para bajar los niveles de ansiedad ante la incertidumbre, pero no olvides que las situaciones cambian y que debes de adaptarte, no volverte rígido.


Siempre hay más de una posibilidad ante una misma circunstancia.


!Nos leemos mañana"


Yolanda Burgos


Referencias Bibliográficas

López S., Alejandra, 2010, "La pro-actividad empresarial como elemento de competitividad", Ra Ximahi, vol. 6, Núm.2, Pp. 303-312- Universidad Autónoma Indígena de México, El Fuerte, México, recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/461/46115146011.pdf

"Iniciativa y Proactividad", Developing People, recuperado de: http://www.developeople.com/wp-content/uploads/EDITORIAL_-Iniciativa-y-Proactividad-_08161.pdf

1 vista0 comentarios
  • Facebook Clean Grey
  • Twitter Clean Grey
  • LinkedIn Clean Grey
logo en alta.jpg

Coordinadora de Proyectos Gerontológicos Patronato Cuajimalpa I.A.P.

Colaboradora en 

Smart Speakers 

Asesora en Gerontología en OKEIRO

Colaboradora

Mente en Forma

© 2023 by Scientist Personal. Proudly created with Wix.com