8. Curso: Manejo del Tiempo

Este es el octavo artículo de 10 que contiene el Curso. Te recordamos que todos los artículos publicados en este sitio, tienen derechos de autor, por lo que no se permite su reproducción total o parcial. También que al final del artículo encontrarás una Tarea para que lleves a cabo.


Herramientas para organizar mí tiempo


La organización del tiempo, depende de a qué lo dediques. No es lo mismo tratar de organizar un tiempo de trabajo de oficina, que tiene un comienzo y un fin, es decir comienza a las 9:00 y termina a las 5:00, que el tiempo como persona cuidadora, en donde no hay principio ni fin.


Las herramientas que sugerimos en este artículo pueden ser utilizadas en ambos contextos, aunque requiere de mayor estructura cuando no hay una labor definida por horarios o actividades como es la de la persona cuidadora.


1. El orden en el espacio en donde se lleva a cabo la labor es el fundamento de un buen manejo del tiempo.


Labor de cuidado: si en la habitación en dónde se encuentra nuestro familiar o el domicilio en dónde atendemos está en desorden, la cantidad de tiempo que perdemos en buscar las cosas u ordenarlas es un consumo innecesario. La premisa de “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar” facilita mucho cualquier labor. Además, cuando estamos cuidando de otra persona, generalmente nuestros pensamientos son caóticos, por lo que poder ordenar el afuera, estructura el adentro; es decir, ya que no podemos tener control de ciertas situaciones relacionadas con la salud de nuestro ser querido, el tener potestad en el entorno puede disminuir significativamente los estados de ansiedad.


En el trabajo: tener nuestro lugar de trabajo ordenado genera la misma sensación de control que la enunciada en la labor de cuidado. De igual forma no se pierde el tiempo en buscar información o las herramientas de trabajo necesarias. Si pudiéramos contabilizar el tiempo perdido nos daríamos cuenta que es mucho más sencillo y rápido dejar todos los días nuestro espacio de trabajo en orden y despejado para que al día siguiente comencemos de inmediato a trabajar de manera eficaz.


2. El uso de agendas.


Labor de cuidado: esta es otra forma de poner orden, pero no en el espacio físico, sino en el mental. Como personas cuidadoras tenemos una cantidad considerable de actividades, tanto personales como referidas a nuestro ser querido, por lo que tenerlas asentadas en una agenda nos permite retenerlas a través de los sentidos visual y táctil (al escribirlo), por lo que se conservarán más fácilmente en la memoria y en caso de fallo, tendremos un lugar físico en dónde consultarlas, en lugar de “cargarlas” en la cabeza. En la agenda deberán asentarse los tiempos de descanso y de cumplimiento de objetivos personales con el mismo peso que las demás actividades.


En el trabajo: de igual forma tener las actividades laborales asentadas en una agenda que nos permita descargar los pendientes, favorece que nos enfoquemos en lo importante en lugar de tener la sensación de olvido o de pendiente. Pero no sólo debemos asentar el tiempo en el trabajo, sino también las ocasiones de esparcimiento y la familia. Recordemos que igual de importantes son las unas como las otras.


3. Planeación anticipada de actividades.


En los artículos anteriores estuvimos trabajando la forma en la que gastamos el tiempo, cuáles son los consumidores de mi tiempo y cuáles son mis prioridades e hicimos hincapié en la importancia de poder cumplir con objetivos personales.


Ahora es el momento en que planees todo un mes y deberás incluir esas prioridades IMPORTANTES-NO URGENTES que se transforman en lo que a ti te interesa. Planea cómo, cuándo, dónde y cuánto tiempo les dedicarán. No importa si eres persona cuidadora o trabajas en otra actividad.


Es importante que conforme vayas realizando esas tareas planeadas, puedas tacharlas, descartarlas, marcarlas… de tal forma que tengas esa sensación de que has terminado, de que hay un pendiente menos o una satisfacción más en tu vida.


4. Sé realista


Algo que genera gran frustración en la administración del tiempo es cuando no podemos cumplir las metas propuestas y generalmente esto sucede porque partimos de una base falsa de la duración del tiempo. Recuerda, no nos “tele-transportamos”, necesitamos un tiempo para desplazarnos de un lugar a otro, tampoco podemos terminar una tarea y en ese mismo minuto comenzar otra de distinta envergadura, para cada cambio de actividad nos llevamos un tiempo. Con esto te quiero decir que seas lo más realista posible cuando establezcas actividades y tiempos para que realmente puedas cumplirlo. En el primer intento, generalmente no se logra, pero conforme avanzas en la planeación sabrás cuánto tiempo real te toma hacer las cosas y por lo tanto cada vez harás una proyección más cercana a la realidad.


5. Sé flexible.


Siempre habrá imprevistos, interrupciones y cambio de planes; a mayor flexibilidad mayor tolerancia y por lo tanto menor frustración. Estos tiempos también deben ser contemplados en la planeación de tu día, dando márgenes de actuación que no interrumpan el cumplimiento de tus metas. Tanto si eres persona cuidadora como trabajador en otra rama, debes contemplar estas situaciones.


6. Pide ayuda y trabaja en equipo.


Es más fácil cumplir los objetivos, cualquiera que estos sean, cuando tienes a tu alrededor una red de ayuda y de trabajo.

Calendarios, aplicaciones en computadora, elementos creativos son opciones que tienes para poder manejar tu tiempo a tu favor.


TAREA:


Comienza a planificar tus tareas de forma ordenada, realista, flexible y considerando a tu equipo. Utiliza los elementos que trabajaste en los días anteriores para que puedas asentarlas en este plan de actividades.


No olvides planear tus actividades IMPORTANTES NO URGENTES que son igual de importantes que las demás.


Recuerda, si tú no te cuidas y te procuras tiempo de calidad, difícilmente habrá quien lo haga.


!Nos leemos mañana!


Yolanda Burgos


Referencias Bibliográficas

Morales Rafael, "Herramientas de Gestión del Tiempo", Universidad Tecnológica de Tlaxcala, recuperado de:

https://www.academia.edu/30207231/Herramientas_de_Gestión_del_tiempo

Mengual R., Ana; Juárez V., David; Sempere R., Francisca; Rodríguez V., Alejandro, 5 de octubre del 2012, "La Gestión del Tiempo como Habilidad Directiva", 3 Ciencias, Revista de Investigación, recuperado de:

https://www.3ciencias.com/wp-content/uploads/2012/10/Gestion-de-tiempo.pdf


6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo